5 planes para combatir el calor en Praga

Conocida como la “Ciudad de las 100 Torres”, además de su ruta tradicional, Praga ofrece numerosos atractivos para el buen tiempo.

Si estás pensando en conocer Praga en verano pero te echa para atrás el calor que pueda hacer, aquí te proponemos 5 planes para combatir el calor en Praga. ¡Y damos fe de que se consigue!, nosotros sobrevivimos a una ola de calor de máximas de 38 grados.

1.- Todo el mundo quiere cruzar el Puente de Carlos. Pero cuando el sol cae de pleno es una hazaña difícil de conseguir si no quieres llegar deshidratado a la otra punta. Te proponemos coger una cerveza fresquita (bebida nacional) y sentarte a las orillas del Moldava, debajo del puente por la parte de Malastrana.

La panorámica de la ciudad y del puente son preciosas y no hay nada como disfrutar de unas buenas vistas con una bebida refrescante y bajo la sombra de un árbol.

2.- Hay veces que ni siquiera en la sombra se puede estar. Para esas horas centrales del día te proponemos el Café Slavia, el café art decó más antiguo de la ciudad. Te sentirás un bohemio y te aconsejamos sentarte en las mesas de las cristaleras con vistas al castillo de Praga y al Puente.

No dudes en pedirte un frappé de café con un Apple Strüdel mientras el aire acondicionado hace que vuelvas a tu temperatura corporal habitual. Se encuentra muy cerca de la Casa Danzante. (Café & Restaurant Slavia, Smetanovo nábřeží 1012/2 Praha 1)  

3.- Sin duda los jardines y los parques están para dar cobijo. La colina de Petrin es una opción muy válida para estos días calurosos. Para ello coge el funicular (en la calle Ujezd) que te dejará en la cima (tienes varias opciones de ticket desde 30′ hasta el día entero).

En la cima encontrarás la torre de Petrin inspirada en la Torre Eiffel con 60 metros de altura y en sus alrededores algunas terrazas para ver una panorámica del centro histórico.

4.- Kampa Restaurant. No apto para todos los bolsillos. Es conocido como el “comedor de los famosos”. Cuenta con una terraza con vistas al puente de Carlos. Pero si no quieres dejarte 50€ por persona y no tienes necesidad de codearte con las altas esferas te proponemos el Lokal U bílé kuzelky.

Se trata de un bar con comida casera y cerveza artesana que conservan al vacío en los tanques de aluminio que tienen en la barra. En el tiempo que estés dentro verás el trasiego de sus vasos de cerveza que van apuntando en un papel que hay encima de la mesa. Este papel cuenta con hasta 103 cervezas dibujadas para tachar, no sé si habrá algún valiente que lo consiga. Disponen de varios locales por la ciudad pero este está en una de las calles cercanas al Puente de Carlos.(Misenska 12)

5.- U Flekú. Se trata de una taberna típica checa que tiene más años que Matusalén. Con un ambiente medieval con mesas corridas retrocederás en el tiempo. Dispone de dos comedores interiores y una terraza.  Podrás degustar una cerveza la mar de buena y cocina tradicional checa. Nosotros fuimos unos valientes y pedimos un goulash aunque sudásemos la gota gorda.

El sistema de servir cerveza es muy sencillo pero ojo si no quieres salir arrastrándote. Un camarero recoge las cervezas ya vacías y te las repone sin preguntar, así que cuando te das cuenta se ha llevado tu vaso y tienes uno lleno. ¡Cuando lo veas venir dile que no antes de que sea tarde!

También te ofrecen un chupito tradicional (que dicen que es digestivo pero te lo ofrecen varias veces por si picas) se llama Becherovka. Es un licor de 32 hierbas y raíces de sabor ligeramente amargo con un grado alcohólico del 38%. También nos ofrecieron otro de miel. Vamos, que como te dejes llevar por la alegría terminarás mal. (C/ Kremencova 11)

Además si eres de los que disfruta con la gastronomía  te proponemos este plan alternativo: Prague Food Tour. Una manera diferente de conocer un poco más en profundidad la gastronomía checa. Nosotros no pudimos hacerlo pero lo tenemos bien apuntado para nuestra próxima visita.

0 Comment

Say Something