Görlitz, la perla alemana, en 24 horas

Görlitz es la ciudad más oriental de Alemania y prueba de ello es que la ciudad se divide en dos: la parte más oriental pertenece a Polonia y se llama Zgorzelec y se puede pasar a ella a través de un puente. El encanto de la ciudad es que apenas fue destruida en la II Guerra Mundial por lo que hay monumentos y edificios fantásticos en cada esquina. Es más, se conserva tan bien que ha sido escenario de un sinfín de películas (por ejemplo Malditos Bastardos de Brad Pitt o el Gran Hotel Budapest) y se le conoce como “Görlitzwood”. También es llamada la “perla alemana” por su rico patrimonio cultural y artístico.

Nuestra ruta de hoy es: 24 horas en Görlitz

– Llegada. Nosotros alquilamos un coche y tardamos en llegar unos 40 minutos desde Bautzen. Se encuentra a 110 km de Dresden y también se puede llegar en tren. Hay numerosos aparcamientos por la ciudad completamente señalizados, y por supuesto hay que pagar en todos ellos excepto el domingo. El mejor aparcamiento es el que está en Obermarkt ya que está muy céntrico. Sin duda la parte alemana es la que más sitios tiene para visitar.

– Kaisertrutz: nada más bajar del coche vimos esta torre circular que formaba parte de las fortificaciones de la ciudad. Actualmente acoge el Museo Municipal de Historia y Arte.

– Reichenbacher Turm: esta torre es considerada el emblema de la ciudad. Se trata de una torre con 165 escalones a la que podrás subir (pagando 3€) y ver fantásticas vistas de la ciudad.

– Dreifaltigkeitskirche o Iglesia de La Trinidad se encuentra a unos pasos de la Reichenbacher Turm en la Obermarkt. Se trata de una antigua iglesia franciscana de estilo gótico del siglo XIV y está rodeada de bellos edificios (a pesar de que exista un parking en la plaza que estropea todas las fotos)

– Caminando por una calle llena de tiendas de souvenirs y donde se encuentra la oficina de turismo llegaremos a la Untermarkt, antigua plaza comercial de la ciudad, donde se encuentra la torre del Ayuntamiento, con un estilo renacentista y neogótico, que posee un precioso reloj astronómico. En esta plaza, una de las más bonitas y la más antigua de la ciudad, se puede ver: la fuente de Neptuno, el Schönhof (uno de los edificios más bonitos de la ciudad que fue una antigua casa de cervezas y actualmente es un museo) o Ratsapotheke (una farmacia) que cuenta en su fachada con el famoso reloj de Sol doble elaborado por Zacharias Scultetus en 1550.

La plaza está dividida por la Zeile, una línea de casas, en que se puede contemplar la Alte Waage (Balanza pública), estilo renacentista la cual se utilizaba para pesar la mercancía y así poder calcular los impuestos. Los comerciantes se reunían en la Alte Börse, la cual cuenta con un bello portal barroco, situada detrás de la casa de la balanza.

– Siguiendo por la calle de la Ratsapotheke (Peterstrasse) llegarás hasta “Peterkirche” (St. Peter und Paul, un templo de 5 naves, construido entre 1425 y 1497 en estilo gótico tardío) que está frente al río Neisse, desde donde se ve Polonia. En el interior destacan las tres naves centrales coronadas por una bonita bóveda estrellada. Aquí es un buen momento para tomar un café con unas vistas magníficas en Galerie 13

– La torre del mural (Dreiradenmühle) se encuentra en el lado polaco tras cruzar el puente. Esta torre formaba parte de una fábrica que funcionaba con un molino que movía el río. Actualmente tiene un mural de una cabeza abstracta en colores llamativos. El lado polaco no tiene muchas cosas que visitar pero puedes dar un paseo a lo largo del río.

– También es interesante visitar la Casa del Anil, un conjunto de casas que se usaba para la fabricación de textiles entre los siglos XV y XVI.

Si quieres parar a comer te aconsejo Destille Restaurant, un restaurante con una tranquila terraza donde degustar desde platos típicos hasta pasta y ensaladas a precios muy asequibles. A partir de aquí te aconsejo que te pierdas por sus calles y disfrutes de su arquitectura entrando en museos, galerías, etc.

*Si dispones de más tiempo te aconsejamos:

Kaufhaus: Si lo tuyo son más las compras no dejes de visitar el Kaufhaus, un centro comercial que data de 1880, fecha en la que sólo era una pequeña tienda. Con el paso de los años fueron adquiriendo los edificios de alrededor, creando unas galerías comerciales como las conocemos actualmente.

Otra ruta interesante puede ser la Ruta de los Relojes.

* Si quieres ver más fotografías de Görlitz no dudes en seguirme en Intagram o Tumbrl . Encontrarás el álbum completo en Facebook

3 Comments

Say Something