3 días en Madeira

En el puente de Noviembre viajamos a Madeira. Hay billetes muy económicos desde Oporto o Lisboa. Sii tenéis planeado visitarla aquí os dejo nuestro viaje de 3 días

El viernes por la tarde nos cogimos un vuelo a Funchal. Su aeropuerto es conocido por se un tanto peculiar. La pista de aterrizaje es muy pequeña y parece que te caes al mar. De hecho no todos los aviones puede aterrizar en dicho aeropuerto.

Día 1

Una vez allí, alquilamos un coche. Tened cuidado porque existe una leyenda urbana de que suelen cobrar por desperfectos en el coche. La isla es muy arenosa y con mucha piedra. Es posible que en algún trayecto salte alguna piedra. Mi recomendación, observar minuciosamente todos los golpes del coche en la entrega. En nuestro caso no tuvimos ningún problema. Optamos por Goldcar.

Nos dirigimos hasta  Ponta do Sol, donde reservamos alojamiento.Fuimos parando por algún pueblo por el camino como Cámara de Lobos. También para obligatorio fue  Eira do Serrado, uno de los lugares más bonitos de Madeira con impresionantes vistas a Curral das Freiras (el Valle de las Monjas). Otra parada fue Cabo Girão en el considerado acantilado más alto de Europa y encima con plataforma transparente. Parar en cuanto pueblo pesquero encuentres también es una opción, por ejemplo en Machico.

Pasamos tres días hospedados en Hotel da Vila, un hotel con encanto que forma parte del Estalagem Ponta do Sol en pleno acantilado y del que puedes utilizar sus instalaciones. El hotel está ubicado en uno de los pueblos más bonitos de Madeira  que es Ponta do Sol. Habitaciones sencillas, diseñadas por un arquitecto, con vistas al mar y un restaurante con un desayuno magnífico. El precio totalmente Low Cost fuera de temporada.

Para cenar os recomiendo el Snack Bar Sol Poente. A primera vista lo que más llama es su ubicación, colgado en un mini acantilado. Por dentro no es gran cosa, pero tiene una pequeña terraza que hace que la cena sea muy especial. Snack Bar Sol Poente tiene comida casera con precios muy bajos. Tomamos un pez espada con banana y un bacalao a grelha que estaban buenísimos. Por 10-15€ se cena estupendamente.

Día 2

Uno de mis lugares favoritos de la isla fue Pico Areeiro. Quizás porque no hemos ido en temporada alta y nos sentimos dueños del mundo por encima de las nubes. El Pico Areeiro está a 1.805 metros de altura y es impresionante. Desde Funchal se puede llegar en coche perfectamente por carreteras de anuncio de biodramina. Los valientes hacen rutas andando o en bicicleta.

Otro de nuestros destinos, y el más alejado fue Porto MonizPorto Moniz es conocida por sus piscinas naturales. Pero para nosotros su encanto fue ir en un día de lluvia y ver romper las olas en esas rocas de lava. En verano pueda que sea espectacular, pero nosotros no lo cambiamos por nada. Esta pequeña localidad queda en el norte de la Isla de Madeira, zona que recuerda mucho al norte de España por su vegetación y costa. Seguir la carretera de la costa norte y descubrir paisajes fascinantes es una de las cosas que hay que hacer en Madeira.

Día 3

Funchal es una excursión necesaria. Perderte por las calles de Funchal por lo menos una tarde. Debes pasear por su casco antiguo, visitar el mercado dos Lavradores, subir en funicular, ver sus famosos carros…

Una parte muy importante de los viajes es la gastronomía. Por eso siempre intentamos ir a un mercado de cada país para conocer de cerca su gastronomía. Por eso el domingo fuimos mercado de Santa Cruz con vistas al mar y un enclave precioso. También es muy conocido su mercado de las Flores.

Una vez visto Funchal nos dirigimos al aeropuerto para coger el avión que nos llevaría de vuelta a casa.

 

Os dejo una recopilación de lo que es imprescindible visitar y hacer en Madeira:

Hacer una levada en plena naturaleza en el centro de la Isla de Madeira (Pico Areeiro por supuesto).

Parar en cada pueblo perdido

Ver un atardecer mientras recorres la costa sur por sus carreteras antiguas. Cámara de Lobos, Ribeira Brava, Ponta do Sol, entre otros.

Comer un pastel de nata mientras pateas la zona vieja de Funchal.

Ir con bañador o chubasquero a las piscinas naturales de Porto Moniz- San Vicente.

Celebrar el 1 de Noviembre  en Curral das Freiras, con sus gentes y su ambiente en pleno valle.

Recorrer Santana fotografiando sus casas madeirenses.

Ir al fin del mundo en la punta de San Lorenzo y recrear una escena de Star Wars en sus caminos de lava.

0 Comment

Say Something