10 maneras de comerse Berlín en un fin de semana

Berlín siempre apetece. Y si es en verano más, porque te ofrece millones de planes al aire libre para disfrutarla al máximo. Y como nos gusta el comer y el beber aquí te dejamos 10 maneras de comerse Berlín en un fin de semana (de todas maneras si lo que quieres es una ruta alternativa te proponemos Ruta alternativa de Berlín en Agosto)

1.- Burgermeister (Oberbaumstraße 8): llegar a Berlín tarde no es problema, porque a diferencia de otros pueblos de Alemania (como Freiberg) tendrás millones de posibilidades para cenar. Al dejar las maletas lo primero que hicimos fue caminar a este lugar que no deja de ser un kiosko antiguo debajo de unas vías de tren. Lo encontrarás siguiendo el delicioso olor que desprenden sus hamburguesas. Aunque apenas hay 4 mesas para sentarse al lado de la carretera, tienes la opción de llevártelo y disfrutar de la cena sentados a la orilla del río Spree. Te recomendamos: la hamburguesa con queso (para los clásicos), la meisterburger (para los valientes) y patatas con queso. Todas las bebidas cuestan 1.50€, cosa sorprendente ya que en la mayoría de los sitios el agua es más cara que la cerveza. ¡Ojo para los cerveceros! no venden cerveza. Eso sí, ármate de valor para hacer la cola que normalmente suele tener.

2.- Café Melt (Grünberger Str. 40): aunque habíamos leído que abría a las 08.00 el camarero a las 08.30 aún estaba colocando la terraza. Decidimos esperar 10 minutos a que lo montase todo porque teníamos grandes esperanzas y la verdad es que mereció la pena. La relación calidad-precio es buena, el sitio muy acogedor y recomendamos un desayuno a base de: café, zumo natural (pero con grumitos y todo), crepes (con chocolate si puede ser, aunque hay millones de opciones) y croissant (recién hechos)

3. – MarktHalle Neun: un paraíso para los foodies. Lo teníamos bien apuntado en la libreta pensando que nos íbamos a encontrar un mercado como los mercados de toda la vida, pero no. El gusto con el que está montado y la comida y el ambiente que hay es indescriptible. Nos decidimos, para comer, por Big Stuff Smoked BBQ un bonito “restaurante callejero” donde comer sabrosos bocadillos de cerdo con limonada, con una relación calidad-precio estupenda y con un servicio maravilloso.

4.- Café Bar Vereinszimmer “Lo Spazio”: después de una gran caminata por el Victoria Park, lo mejor es merendar en este café que hace esquina justo en frente de la catarata. La tarta de chocolate y el café están muy buenos.

5.- Badeschiff (Eichenstraße 4) se trata de una plataforma flotante en el río Spree, con zona de arena y piscina donde poder disfrutar del atardecer tomando algo. Ten en cuenta que hay que pagar 5€ de entrada, más las consumiciones (que no son baratas) y está prohibido sacar fotos. Si no te va este rollo (lo que viene siendo el postureo) hay un montón de terrazas colgantes en un canal (en los que también tendrás que pasar por unos seguratas que revisarán tus bolsos y está prohibido sacar fotos) La verdad es que es una zona que parece una antigua zona industrial, habilitada con un montón de bares con terraza, donde tendrás un gran abanico de ofertas.

6.- Transit (Schlesische Straße 35) sin salir de Kreuzberg podrás disfrutar de una cerveza, cena o copa en este café bar “food&music” regentado por un español. Sinceramente acabamos en sus terrazas porque vimos a un chico bebiendo una Estrella Galicia (y la morriña y la tierra tiran mucho) Así que nos tomamos un plato de tortilla española y ensalada con una Estrella Galicia (la más cara de la historia por cierto)

7.- Lido (Cuvrystraße 7): muy cerca del anterior, haciendo esquina, se encuentra Lido, una especie de sala mítica de Kreuzberg que además de conciertos de pop alternativos acoge fiestas indies. Se trata de una sala de medio tamaño con una terraza donde no falta el futbolín.

8.- Si no quieres dejar de sentirte turista no dudes en tomarte un curry wurst en Alexanderplatz, admirando la torre de la televisión, el reloj mundial o la fuente de Amistad entre los Pueblos. Si es domingo puedes ir al Flohmarkt de Mauers Park y probar toda la oferta gastronómica al aire libre mientras ves el karaoke dominical. Luego puedes perderte en uno de los mercadillos más grandes de la ciudad donde encontrarás desde muebles, hasta ropa vintage a vajillas retro.

9.- Cassonade (Oranienstraße 199): si te consideras goloso esta es tu parada, un paraíso para los amantes de los gofres y crepes en uno de los barrios de moda de Berlín. Rodeado de terrazas y grafittis es un pequeño oasis para una parada.

10.- Dicen que no eres completamente berlinés hasta que no pruebas Club Mate. Sinceramente no me gustó, sobretodo porque sabe a té y el te no me gusta (llamadme rara) Es una especie de bebida gaseosa con sabor a te, mosto, zumo de manzana y mate. Pero si la tomas sentada en una de las terrazas de Historic District de Berlín te sabrá mejor. Te proponemos Baguetterie Mia (Spreeufer, 4)

Esta es la ruta gastronómica que hicimos en Agosto del 2015. Si quieres ampliar información sobre alguno de los lugares comentados. puedes seguir a The Lovely Travel en Tripadvisor.

* Si quieres ver más fotografías de Berlín no dudes en seguirme en Intagram o Tumbrl . Encontrarás el álbum completo en Facebook

 

Los imprescindibles de Praga

Hace unas semanas nos fuimos de fin de semana a Praga. La verdad es que es una ciudad apasionante y encantadora. Si lo vuestro es comer, beber o intentar combatir el calor en pleno Agosto ya os dejamos una serie de lugares imprescindibles en nuestro post 5 planes para combatir el calor en Praga pero si lo que buscáis es una ruta más convencional y tradicional para no perderos nada aquí os dejamos nuestra lista de los imprescindibles de Praga:

Día 1.- Llegada a Praga el viernes por la tarde. Nosotros llegamos a la estación central de tren y nuestro hotel estaba a 5 minutos andando. Nos alojamos en el City Inn y la verdad es que no se lo recomiendo a nadie a no ser que quieras tener una experiencia peculiar (hay una opinión bastante extensa en Tripadvisor por si te interesa) Una vez asentados decidimos pasear un poco para ver el atardecer y tener una primera toma de contacto, en nuestro camino hacia el Puente de Carlos pasamos por:

– La Torre de La pólvora

– La casa municipal de Praga

– La plaza de la ciudad vieja con su reloj astronómico

– Paseo por callejuelas comerciales llenas de turistas que llevan al puente

Puente de Carlos, el lugar más visitado y fotografiado de la ciudad. Atraviesa el río Moldava y divide a la ciudad en dos: La Ciudad Vieja (Staré Mesto) y la Ciudad Pequeña (Malá Strana)

Muro de John Lennon: Una vez fotografiamos todo lo habido y por haber nos metimos por la zona de Mala Strana (ciudad pequeña) y llegamos al Muro de John Lennon en frente del Palacio Buquoy. Es una pared símbolo del régimen comunista, pocos días después del asesinato de Lennon apareció su retrato y alguna letra en esta pared. La policía política las borraba pero al día siguiente volvían a aparecer. Hoy en día se entiende como un monumento a la libertad de expresión

Calle más estrecha del mundo: nos pusimos a caminar hacia el otro lado para buscar un restaurante que teníamos apuntado en nuestra libreta y nos encontramos con esta callejuela. Está muy cerca del Museo de Kafka y cuenta con un semáforo en ambos extremos que regula a circulación.

– Cena en Lokal, un restaurante con varios locales en Praga. Tenéis más información aquí

– Paseo nocturno por el puente y la plaza de la ciudad vieja.

Día 2.– Teniendo en cuenta la ola de calor que acechaba la ciudad, decidimos madrugar para aprovechar la brisa mañanera.

Castillo: nos armamos de valentía y subimos ANDANDO hasta el castillo. El trayecto es bonito (y empinado) pero nos dejó descubrir preciosas tiendas y pequeñas panaderías/pastelerías, que de haber subido en tranvía no hubiésemos descubierto.

– Recorrimos su interior antes de que apareciesen millones de turistas y disfrutamos del Callejón de Oro y la Catedral de S. Vito. Aquí he de comentar que desde la última vez que fui ha cambiado. En el callejón de Oro han puesto unos tornos como los del metro (que quedan fatal) y cobran una entrada de 10€ para poder entrar. Eso sí, te ofrecen millones de entradas para ver un montón de cosas y ya te advierten que el gasto mínimo son esos 10€ que te dan derecho a visitar el callejón y la catedral entre otros. Excuso decir que me parece horrible semejante sistema.

– Bajamos por la famosa escalinata y como estábamos sedientos decidimos tomar algo con unas vistas magníficas desde la colina Petrin. Para ello cogimos el funicular (En la calle Ujezd). Esta colina en su cima tienen la Torre Petrin, inspirada en la Torre Eiffel y con 60 metros de altura.

– Después de este refrigerio teníamos fuerzas suficientes para bajar la colina andando, bajo la sombra de sus árboles y pasear hasta la Casa Danzante, obra del arquitecto checo Vlado Milunic y Frank Gehry que se inspiraron en la famosa pareja de baile de cine (Fred Astaire y Ginger Rogers) En su última planta tiene un restaurante y en su azotea una terraza, pero decidimos ir a comer a un sitio muy cercano y con gran tradición.

– Comida en U Fleku en la calle Kremencova 11. Se trata de una taberna típica checa donde nada más sentarte te ponen medio litro de cerveza (buenísima por cierto) y en cuanto ven que estás a punto de acabarla te la cambian por otra llena, que no te falte de nada!!! Por supuesto probamos el goulash que estaba bueníiiiisimo. He opinado en Tripadvisor sobre ello.

– Después de comer nos fuimos a pasear por las calles comerciales como Uprasné Brány, Jakubská o Stupartská para llegar finalmente a la Plaza de Wenceslao, el lugar donde se inició la caída del comunismo. Si sigues hasta el final de la plaza te encontrarás con el Museo Nacional y la Ópera Estatal. Por supuesto por el camino es necesario comerse un Trdelnik, que es un nombre impronunciable pero que es una delicia.

– Para cenar te proponemos comprar en los puestos callejeros de la plaza de la ciudad vieja y sentarte a admirar todo lo que pasa alrededor o si prefieres un restaurante menos turístico pero tradicional acércate hasta la Calle Narodni.

Día 3.- Último día e intenso, ya que cogíamos el tren a las 18.00 horas. Después de descansar y un buen desayuno nos acercamos hasta el Barrio Judío (Josefov). Barrio en el que si quieres ver algo, hay que pagar.

– Compramos la entrada más barata que nos salió a 300 coronas checas cada uno, más o menos unos 10€, esto nos daba derecho a visitar el viejo cementerio Judío, la sinagoga Maisel, la sinagoga Pinkas, la sinagoga Klausen, the ceremonial hall y la sinagoga Española. ¡Ojo! con esta entrada no está permitido entrar en The Old-New Synagogue (hay que pagar más) y realmente es una sinagoga digna de ver.

– Empezamos nuestra ruta en el Ceremonial Hall una sala ceremonial con tradiciones y costumbre judías. ¡Ah! se me olvidaba, tampoco se pueden sacar fotos, para ello también hay que pagar.

– A continuación nos fuimos hasta el Viejo Cementerio Judío. No tengo palabras, es un cementerio, si, pero es precioso e impresionante. Una mezcla entre tétrico y bello. Tenía muchísimas ganas de conocerlo ya que en mi visita anterior no lo había visitado y realmente valió la pena.

– Continuamos la ruta por la Sinagoga Maisel donde se muestra la historia de los judíos en Bohemia y Moravia; la Sinagoga Pinkas, un monumento a las víctimas checas y moravas de la Shoah con dibujos de los niños de Terezín y la Sinagoga Klausen donde puedes ver más utensilios y objetos de las tradiciones y costumbres judías.

– Por último terminamos en la Sinagoga Española, la sinagoga que más me impresionó por su belleza, sin duda.

– Tras terminar nuestra ruta por el Barrio Judío, comimos y descubrimos algunas esculturas de David Cerny que nos faltaban por ver. Se trata de un escultor “loco” al que le han dejado poner su obra por el centro de Praga.

*Si disponéis de más tiempo os aconsejamos:

– Asistir a un espectáculo de “Teatro Negro”. Se trata de un teatro característico de la ciudad donde los actores están completamente vestidos de negro y actúan sobre fondo negro con objetos iluminados. La más popular es la obra “Aspects of Alice” en la Calle Karlova (cerca del Puente de Carlos) y cuesta aproximadamente 30€

– Visitar Vinohrady, la nueva zona donde yuppies y urbanitas saborean cafés de diseño. Podrás descansar en su tranquilo parque o visitar boutiques de diseño.

– Mercado callejero. En verano es imprescindible visitar el River Town en el barrio Molejovice. Es un antiguo mercado de Praga que se remodeló y es uno de los más visitados de europa con 60.000 metros cuadrados. Abre de lunes a viernes hasta las 18.00 horas y los sábados hasta las 13.00

– Si lo que te gusta es codearte con los famosos y gente de bien no puedes dejar de visitar el Kampa Restaurant “el comedor de los famosos”. Un restaurante con terraza con vistas al Puente de Carlos donde la cena te costará sobre 50€ por persona (sin grandes lujos)

 

* Si quieres ver más fotografías de Praga no dudes en seguirme en Intagram o Tumbrl . Encontrarás el álbum completo en Facebook

 

 

 

Fin de semana de relax en Póvoa do Varzim

Este fin de semana ha sido de desconexión total. Si lo que necesitas es un fin de semana de playa, sol y buen comer aquí te dejo una miniguía para que lo disfrutes al máximo, y si además la compañía es estupenda la desconexión será mejor que mejor.

Fin de semana en Povoa do Varzim

Viernes.- Recogida de equipaje y amigas. Desde que pusieron el sistema de cobro de autopistas, autovías, etc. nadie sabe como hacer para recorrer Portugal sin que le multen. Lo más importante es saber el itinerario y saber qué tipo de carreteras se tienen que cruzar:

– Autopista: no hace falta ningún tipo de dispositivo, se paga en el peaje como se ha hecho toda la vida.

– Autovías: aquí es cuando se lía parda. Hay un sistema de arcos que pasas por debajo y pitan, no sabes si para bien o para mal. Hay leyendas urbanas como que las multas no te llegan por ser de otro país, que si te llegan pero no te las reclaman o que no te multan. Sea de la manera que sea lo idóneo es ir a la página de https://www.ctt.pt y allí seguir los pasos de la pestaña de finanzas e pagamentos/portagens. Hay numerosas opciones de pago (es cuestión de indagar)

Al llegar a Povoa de Varzim ya era mediodía así que dejamos las maletas en Axis Vermar, un hotel en primera línea de playa con muy buena relación calidad/precio (podéis ver mi opinión de este hotel en Tripadvisor) Al salir nos dirigimos a Tourigalo (a 10 minutos andando del hotel) un restaurante de decoración rústica con especialidades en pollo, costillas y todo tipo de carnes a la brasa.

Por la tarde nos fuimos a la piscina del hotel. No es necesario que lleves toalla ya que desde el propio hotel facilitan a sus huéspedes toallas limpias de playa todos los días. La única pega que le puedo poner es que tiene una cafetería con precios bastante elevados.

Por la noche, caminata por el paseo marítimo hasta el núcleo urbano, cena en uno de sus restaurantes y visita al casino de Póvoa do Varzim, un casino sin grandes lujos lleno de gente fumando.

Sábado.- Desayuno a lo grande en el hotel, playa y piscina. Para comer podéis ir a cualquiera de los chiringuitos de playa que hay a lo largo del paseo. Por la tarde masaje y spa en el hotel y visita a un outlet en Vila do Conde a 10 minutos en coche. Al volver paramos un el restaurante Marinheiro, un restaurante un poco “temático” (el restaurante en sí simula un barco y sus camareros van vestidos de marineros) con especialidad en mariscos y pescados. La comida es exquisita y recomiendo el Bacalhau com Migas.

 

Al salir fuimos al Bar da Praia, un chiringuito en frente del hotel, a pie de playa con barra de Gin Tonics, vistas al mar y dj (William Wolf Dj)

Domingo.- Desayuno, chapuzón en la piscina, check out (a las 12.00, aunque quieras hacer un late check out pagando no te lo permiten, opción que cada vez está extendida en más hoteles y que deberían tener) comida de chiringuito y vuelta a casa.

Un fin de semana completo, en muy buena compañía y sobretodo que te recarga las pilas al máximo. Lo mejor: la gastronomía y lo barato y bien que se come. Lo peor: que en los lugares públicos sigan permitiendo fumar.

 

*soy miembro de Tripadvisor y puedes ampliar información de Axis Vermar Conference & Beach, Tourigalo, Marinheiro, Bar da Praia, Póvoa de Varzim, Casino de Póvoa de Varzim y praia de Póvoa de Varzim en mi perfil de Tripadviso http://www.tripadvisor.es/members/thelovelytravel

 

 

25 cosas que ver un fin de semana en Londres.

Cada vez que me voy de viaje me gusta hacer un barrido por internet con las opiniones e informaciones de otros viajeros. Así que hoy voy a poner mi granito de arena: 25 cosas que ver un fin de semana en Londres. Me encanta viajar, pero cierto es que no tengo apenas vacaciones y por eso tengo que aprovechar ofertas de fin de semana con horarios que me coincidan y aprovechar al máximo esos días, tanto como hasta tener agujetas de tanto caminar. Y este fue uno de esos viajes (relámpago y con alojamiento en casa de un amigo) Esta vez dejé la gastronomía a un lado (me centré más en patear y aprovechar el tiempo) así que me queda un viaje pendiente para disfrutar de la gastronomía londinense. Espero que os sirva de guía.

Continue reading