10 maneras de comerse Berlín en un fin de semana

Berlín siempre apetece. Y si es en verano más, porque te ofrece millones de planes al aire libre para disfrutarla al máximo. Y como nos gusta el comer y el beber aquí te dejamos 10 maneras de comerse Berlín en un fin de semana (de todas maneras si lo que quieres es una ruta alternativa te proponemos Ruta alternativa de Berlín en Agosto)

1.- Burgermeister (Oberbaumstraße 8): llegar a Berlín tarde no es problema, porque a diferencia de otros pueblos de Alemania (como Freiberg) tendrás millones de posibilidades para cenar. Al dejar las maletas lo primero que hicimos fue caminar a este lugar que no deja de ser un kiosko antiguo debajo de unas vías de tren. Lo encontrarás siguiendo el delicioso olor que desprenden sus hamburguesas. Aunque apenas hay 4 mesas para sentarse al lado de la carretera, tienes la opción de llevártelo y disfrutar de la cena sentados a la orilla del río Spree. Te recomendamos: la hamburguesa con queso (para los clásicos), la meisterburger (para los valientes) y patatas con queso. Todas las bebidas cuestan 1.50€, cosa sorprendente ya que en la mayoría de los sitios el agua es más cara que la cerveza. ¡Ojo para los cerveceros! no venden cerveza. Eso sí, ármate de valor para hacer la cola que normalmente suele tener.

2.- Café Melt (Grünberger Str. 40): aunque habíamos leído que abría a las 08.00 el camarero a las 08.30 aún estaba colocando la terraza. Decidimos esperar 10 minutos a que lo montase todo porque teníamos grandes esperanzas y la verdad es que mereció la pena. La relación calidad-precio es buena, el sitio muy acogedor y recomendamos un desayuno a base de: café, zumo natural (pero con grumitos y todo), crepes (con chocolate si puede ser, aunque hay millones de opciones) y croissant (recién hechos)

3. – MarktHalle Neun: un paraíso para los foodies. Lo teníamos bien apuntado en la libreta pensando que nos íbamos a encontrar un mercado como los mercados de toda la vida, pero no. El gusto con el que está montado y la comida y el ambiente que hay es indescriptible. Nos decidimos, para comer, por Big Stuff Smoked BBQ un bonito “restaurante callejero” donde comer sabrosos bocadillos de cerdo con limonada, con una relación calidad-precio estupenda y con un servicio maravilloso.

4.- Café Bar Vereinszimmer “Lo Spazio”: después de una gran caminata por el Victoria Park, lo mejor es merendar en este café que hace esquina justo en frente de la catarata. La tarta de chocolate y el café están muy buenos.

5.- Badeschiff (Eichenstraße 4) se trata de una plataforma flotante en el río Spree, con zona de arena y piscina donde poder disfrutar del atardecer tomando algo. Ten en cuenta que hay que pagar 5€ de entrada, más las consumiciones (que no son baratas) y está prohibido sacar fotos. Si no te va este rollo (lo que viene siendo el postureo) hay un montón de terrazas colgantes en un canal (en los que también tendrás que pasar por unos seguratas que revisarán tus bolsos y está prohibido sacar fotos) La verdad es que es una zona que parece una antigua zona industrial, habilitada con un montón de bares con terraza, donde tendrás un gran abanico de ofertas.

6.- Transit (Schlesische Straße 35) sin salir de Kreuzberg podrás disfrutar de una cerveza, cena o copa en este café bar “food&music” regentado por un español. Sinceramente acabamos en sus terrazas porque vimos a un chico bebiendo una Estrella Galicia (y la morriña y la tierra tiran mucho) Así que nos tomamos un plato de tortilla española y ensalada con una Estrella Galicia (la más cara de la historia por cierto)

7.- Lido (Cuvrystraße 7): muy cerca del anterior, haciendo esquina, se encuentra Lido, una especie de sala mítica de Kreuzberg que además de conciertos de pop alternativos acoge fiestas indies. Se trata de una sala de medio tamaño con una terraza donde no falta el futbolín.

8.- Si no quieres dejar de sentirte turista no dudes en tomarte un curry wurst en Alexanderplatz, admirando la torre de la televisión, el reloj mundial o la fuente de Amistad entre los Pueblos. Si es domingo puedes ir al Flohmarkt de Mauers Park y probar toda la oferta gastronómica al aire libre mientras ves el karaoke dominical. Luego puedes perderte en uno de los mercadillos más grandes de la ciudad donde encontrarás desde muebles, hasta ropa vintage a vajillas retro.

9.- Cassonade (Oranienstraße 199): si te consideras goloso esta es tu parada, un paraíso para los amantes de los gofres y crepes en uno de los barrios de moda de Berlín. Rodeado de terrazas y grafittis es un pequeño oasis para una parada.

10.- Dicen que no eres completamente berlinés hasta que no pruebas Club Mate. Sinceramente no me gustó, sobretodo porque sabe a té y el te no me gusta (llamadme rara) Es una especie de bebida gaseosa con sabor a te, mosto, zumo de manzana y mate. Pero si la tomas sentada en una de las terrazas de Historic District de Berlín te sabrá mejor. Te proponemos Baguetterie Mia (Spreeufer, 4)

Esta es la ruta gastronómica que hicimos en Agosto del 2015. Si quieres ampliar información sobre alguno de los lugares comentados. puedes seguir a The Lovely Travel en Tripadvisor.

* Si quieres ver más fotografías de Berlín no dudes en seguirme en Intagram o Tumbrl . Encontrarás el álbum completo en Facebook

 

Los imprescindibles de Praga

Hace unas semanas nos fuimos de fin de semana a Praga. La verdad es que es una ciudad apasionante y encantadora. Si lo vuestro es comer, beber o intentar combatir el calor en pleno Agosto ya os dejamos una serie de lugares imprescindibles en nuestro post 5 planes para combatir el calor en Praga pero si lo que buscáis es una ruta más convencional y tradicional para no perderos nada aquí os dejamos nuestra lista de los imprescindibles de Praga:

Día 1.- Llegada a Praga el viernes por la tarde. Nosotros llegamos a la estación central de tren y nuestro hotel estaba a 5 minutos andando. Nos alojamos en el City Inn y la verdad es que no se lo recomiendo a nadie a no ser que quieras tener una experiencia peculiar (hay una opinión bastante extensa en Tripadvisor por si te interesa) Una vez asentados decidimos pasear un poco para ver el atardecer y tener una primera toma de contacto, en nuestro camino hacia el Puente de Carlos pasamos por:

– La Torre de La pólvora

– La casa municipal de Praga

– La plaza de la ciudad vieja con su reloj astronómico

– Paseo por callejuelas comerciales llenas de turistas que llevan al puente

Puente de Carlos, el lugar más visitado y fotografiado de la ciudad. Atraviesa el río Moldava y divide a la ciudad en dos: La Ciudad Vieja (Staré Mesto) y la Ciudad Pequeña (Malá Strana)

Muro de John Lennon: Una vez fotografiamos todo lo habido y por haber nos metimos por la zona de Mala Strana (ciudad pequeña) y llegamos al Muro de John Lennon en frente del Palacio Buquoy. Es una pared símbolo del régimen comunista, pocos días después del asesinato de Lennon apareció su retrato y alguna letra en esta pared. La policía política las borraba pero al día siguiente volvían a aparecer. Hoy en día se entiende como un monumento a la libertad de expresión

Calle más estrecha del mundo: nos pusimos a caminar hacia el otro lado para buscar un restaurante que teníamos apuntado en nuestra libreta y nos encontramos con esta callejuela. Está muy cerca del Museo de Kafka y cuenta con un semáforo en ambos extremos que regula a circulación.

– Cena en Lokal, un restaurante con varios locales en Praga. Tenéis más información aquí

– Paseo nocturno por el puente y la plaza de la ciudad vieja.

Día 2.– Teniendo en cuenta la ola de calor que acechaba la ciudad, decidimos madrugar para aprovechar la brisa mañanera.

Castillo: nos armamos de valentía y subimos ANDANDO hasta el castillo. El trayecto es bonito (y empinado) pero nos dejó descubrir preciosas tiendas y pequeñas panaderías/pastelerías, que de haber subido en tranvía no hubiésemos descubierto.

– Recorrimos su interior antes de que apareciesen millones de turistas y disfrutamos del Callejón de Oro y la Catedral de S. Vito. Aquí he de comentar que desde la última vez que fui ha cambiado. En el callejón de Oro han puesto unos tornos como los del metro (que quedan fatal) y cobran una entrada de 10€ para poder entrar. Eso sí, te ofrecen millones de entradas para ver un montón de cosas y ya te advierten que el gasto mínimo son esos 10€ que te dan derecho a visitar el callejón y la catedral entre otros. Excuso decir que me parece horrible semejante sistema.

– Bajamos por la famosa escalinata y como estábamos sedientos decidimos tomar algo con unas vistas magníficas desde la colina Petrin. Para ello cogimos el funicular (En la calle Ujezd). Esta colina en su cima tienen la Torre Petrin, inspirada en la Torre Eiffel y con 60 metros de altura.

– Después de este refrigerio teníamos fuerzas suficientes para bajar la colina andando, bajo la sombra de sus árboles y pasear hasta la Casa Danzante, obra del arquitecto checo Vlado Milunic y Frank Gehry que se inspiraron en la famosa pareja de baile de cine (Fred Astaire y Ginger Rogers) En su última planta tiene un restaurante y en su azotea una terraza, pero decidimos ir a comer a un sitio muy cercano y con gran tradición.

– Comida en U Fleku en la calle Kremencova 11. Se trata de una taberna típica checa donde nada más sentarte te ponen medio litro de cerveza (buenísima por cierto) y en cuanto ven que estás a punto de acabarla te la cambian por otra llena, que no te falte de nada!!! Por supuesto probamos el goulash que estaba bueníiiiisimo. He opinado en Tripadvisor sobre ello.

– Después de comer nos fuimos a pasear por las calles comerciales como Uprasné Brány, Jakubská o Stupartská para llegar finalmente a la Plaza de Wenceslao, el lugar donde se inició la caída del comunismo. Si sigues hasta el final de la plaza te encontrarás con el Museo Nacional y la Ópera Estatal. Por supuesto por el camino es necesario comerse un Trdelnik, que es un nombre impronunciable pero que es una delicia.

– Para cenar te proponemos comprar en los puestos callejeros de la plaza de la ciudad vieja y sentarte a admirar todo lo que pasa alrededor o si prefieres un restaurante menos turístico pero tradicional acércate hasta la Calle Narodni.

Día 3.- Último día e intenso, ya que cogíamos el tren a las 18.00 horas. Después de descansar y un buen desayuno nos acercamos hasta el Barrio Judío (Josefov). Barrio en el que si quieres ver algo, hay que pagar.

– Compramos la entrada más barata que nos salió a 300 coronas checas cada uno, más o menos unos 10€, esto nos daba derecho a visitar el viejo cementerio Judío, la sinagoga Maisel, la sinagoga Pinkas, la sinagoga Klausen, the ceremonial hall y la sinagoga Española. ¡Ojo! con esta entrada no está permitido entrar en The Old-New Synagogue (hay que pagar más) y realmente es una sinagoga digna de ver.

– Empezamos nuestra ruta en el Ceremonial Hall una sala ceremonial con tradiciones y costumbre judías. ¡Ah! se me olvidaba, tampoco se pueden sacar fotos, para ello también hay que pagar.

– A continuación nos fuimos hasta el Viejo Cementerio Judío. No tengo palabras, es un cementerio, si, pero es precioso e impresionante. Una mezcla entre tétrico y bello. Tenía muchísimas ganas de conocerlo ya que en mi visita anterior no lo había visitado y realmente valió la pena.

– Continuamos la ruta por la Sinagoga Maisel donde se muestra la historia de los judíos en Bohemia y Moravia; la Sinagoga Pinkas, un monumento a las víctimas checas y moravas de la Shoah con dibujos de los niños de Terezín y la Sinagoga Klausen donde puedes ver más utensilios y objetos de las tradiciones y costumbres judías.

– Por último terminamos en la Sinagoga Española, la sinagoga que más me impresionó por su belleza, sin duda.

– Tras terminar nuestra ruta por el Barrio Judío, comimos y descubrimos algunas esculturas de David Cerny que nos faltaban por ver. Se trata de un escultor “loco” al que le han dejado poner su obra por el centro de Praga.

*Si disponéis de más tiempo os aconsejamos:

– Asistir a un espectáculo de “Teatro Negro”. Se trata de un teatro característico de la ciudad donde los actores están completamente vestidos de negro y actúan sobre fondo negro con objetos iluminados. La más popular es la obra “Aspects of Alice” en la Calle Karlova (cerca del Puente de Carlos) y cuesta aproximadamente 30€

– Visitar Vinohrady, la nueva zona donde yuppies y urbanitas saborean cafés de diseño. Podrás descansar en su tranquilo parque o visitar boutiques de diseño.

– Mercado callejero. En verano es imprescindible visitar el River Town en el barrio Molejovice. Es un antiguo mercado de Praga que se remodeló y es uno de los más visitados de europa con 60.000 metros cuadrados. Abre de lunes a viernes hasta las 18.00 horas y los sábados hasta las 13.00

– Si lo que te gusta es codearte con los famosos y gente de bien no puedes dejar de visitar el Kampa Restaurant “el comedor de los famosos”. Un restaurante con terraza con vistas al Puente de Carlos donde la cena te costará sobre 50€ por persona (sin grandes lujos)

 

* Si quieres ver más fotografías de Praga no dudes en seguirme en Intagram o Tumbrl . Encontrarás el álbum completo en Facebook

 

 

 

5 planes para combatir el calor en Praga

Conocida como la “Ciudad de las 100 Torres”, además de su ruta tradicional, Praga ofrece numerosos atractivos para el buen tiempo. Si estás pensando en conocer Praga en verano pero te echa para atrás el calor que pueda hacer, aquí te proponemos 5 planes para combatir el calor en Praga. ¡Y damos fe de que se consigue!, nosotros sobrevivimos a una ola de calor de máximas de 38 grados.

1.- Todo el mundo quiere cruzar el Puente de Carlos, pero cuando el sol cae de pleno es una hazaña difícil de conseguir si no quieres llegar deshidratado a la otra punta. Te proponemos coger una cerveza fresquita (bebida nacional) y sentarte a las orillas del Moldava, debajo del puente por la parte de Malastrana, la panorámica de la ciudad y del puente son preciosas y no hay nada como disfrutar de unas buenas vistas con una bebida refrescante y bajo la sombra de un árbol.

2.- Hay veces que ni siquiera en la sombra se puede estar. Para esas horas centrales del día te proponemos el Café Slavia, el café art decó más antiguo de la ciudad. Te sentirás un bohemio y te aconsejamos sentarte en las mesas de las cristaleras con vistas al castillo de Praga y al Puente. Te aconsejamos un frappé de café con un Apple Strüdel mientras el aire acondicionado hace que vuelvas a tu temperatura corporal habitual. Se encuentra muy cerca de la Casa Danzante (Café & Restaurant Slavia, Smetanovo nábřeží 1012/2 Praha 1)  

3.- Sin duda los jardines y los parques están para dar cobijo a la sombra. La colina de Petrin es una opción muy válida para estos días calurosos. Para ello coge el funicular (en la calle Ujezd)que te dejará en la cima (tienes varias opciones de ticket desde 30′ hasta el día entero. El de 90′ cuesta menos de 1€) En la cima encontrarás la torre de Petrin inspirada en la Torre Eiffel con 60 metros de altura y en sus alrededores algunas terrazas para ver una panorámica del centro histórico.

4.- Kampa Restaurant. No apto para todos los bolsillos es conocido como el “comedor de los famosos” Cuenta con una terraza con vistas al puente de Carlos. Pero si no quieres dejarte 50€ por personas y no tienes necesidad de codearte con las altas esferas te proponemos el Lokal U bílé kuzelky, un bar con comida casera y cerveza artesana que conservan al vacío en los tanques de aluminio que tienen en la barra. En el tiempo que estés dentro verás el trasiego de sus vasos de cerveza que van apuntando en un papel que hay encima de la mesa con hasta 103 cervezas dibujadas para tachar, no sé si habrá algún valiente que lo consiga. Disponen de varios locales por la ciudad pero este está en una de las calles cercanas al Puente de Carlos (Misenska 12)

5.- U Flekú. Se trata de una taberna típica checa que tiene más años que Matusalén con un ambiente medieval con mesas corridas. Dispone de dos comedores interiores y una terraza  podrás degustar una cerveza la mar de buena y cocina tradicional checa. Nosotros fuimos unos valientes y pedimos un goulash aunque sudásemos la gota gorda. El sistema de servir cerveza es muy sencillo pero ojo si no quieres salir arrastrándote: un camarero recoge las cervezas y vacías y te las repone sin preguntar, así que cuando te das cuenta se ha llevado tu vaso y tienes uno lleno. ¡Cuando lo veas venir dile que no antes de que sea tarde! También te ofrecen un chupito tradicional (que dicen que es digestivo pero te lo ofrecen varias veces por si picas) se llama Becherovka es un licor de 32 hierbas y raíces de sabor ligeramente amargo con un grado alcohólico del 38% también nos ofrecieron otro de miel. Vamos que como te dejes llevar por la alegría terminarás mal (C/ Kremencova 11)

Además si eres de los que disfruta con la gastronomía de las ciudades que visitas te proponemos este plan alternativo Prague Food Tour, una manera diferente de conocer un poco más en profundidad la gastronomía. Nosotros no pudimos hacerlo pero lo tenemos bien apuntado para nuestra próxima visita!

Los 10 imprescindibles de Bautzen en un día

Bautzen es la capital histórica en la región de la Alta Lusacia en el noreste de Sajonia. Es una ciudad medieval atravesada por el río Spree y se caracteriza por sus numerosas torres (17) y su bastión. Aunque lo mejor es perderse por sus calles aquí te dejamos una ruta de los 10 imprescindibles de Bautzen para que no te pierdas detalle:

1.- Rathaus: El ayuntamiento se trata de un edificio amarillo que fue destruido y construido varias veces a lo largo de su historia. El aspecto actual corresponde a la renovación y ampliación de 1729-1732 por Johann Christoph Naumann.

2.- Dom St. Petri: se trata de la Catedral y se encuentra justo en frente del Ayuntamiento. Fue la primera iglesia parroquial de la ciudad, convertida desde 1980 Co-Catedral de la diócesis de Dresden-Meissen.

3.- Domstift o Colegiata de San Pedro, justo al lado de la Catedral. Hoy en día alberga la sede episcopal Ordinariato, el archivo (desde 1221), la biblioteca (desde 1350) y el Tesoro de la Catedral (desde 1985).

4.- Michaeliskirche: Se trata de la Iglesia de San Miguel con su torre característica. Fue reconstruida numerosas veces al igual que el resto de monumentos de la ciudad

5.- Nicolaifriedhof u.-ruine: para mí el sitio más espectacular de toda la ciudad sin lugar a duda.  Hermann cedió en 1407 un terreno para la creación de un cementerio junto a la iglesia, iglesia que fue destruida y que no fue reconstruida. Aunque suene raro es un cementerio precioso, el más alegre que he visto en mi vida. Completamente cuidado con flores y mucho colorido. Al estar en un alto hay unas fantásticas vistas al río Spree con un molino.

6.- Ortenburg: es el Castillo de Bautzen, la verdad es que es muy diferente al resto de castillos que hemos visitado por la zona por sus colores blancos y rojos. Preside toda la muralla de la ciudad. Desde 1990, se ha llevado a cabo una amplia labor de restauración que finalizó con la creación del Tribunal Administrativo Superior de Sajonia en 2002. En los meses de verano se utilizan sus jardines para actividades al aire libre como teatro.

7.- Reichenstrabe: es una de las calles más concurridas con un montón de tiendas y terrazas para tomar algo que va desde el Ayuntamiento a la Reichenturm. En 1359 se le conocía como la calle de los nobles y poderosos. Fue el principal centro de comercio y vía más importante de la ciudad.

8.- Friedensbrücke o puente de la Paz: mi lugar favorito para sacar una fotografía de toda la ciudad. Desde ese puente se observan todas las torres y parte de la fortaleza y parece una postal.

9.- El Röhrscheidtbastei, también llamado bastión de la Fischerpforte fue construido en 1469 para proteger la puerta de “la pesca” el camino que unía el río Spree y el mercado comercial, por ello también es conocido como el bastión de los pescadores.

10.- Paseo por las torres de la ciudad:

– Mathiasturm: Torre del castillo construida en el s.XV.

– WasserTurm: torre construida en 1877 para almacenar agua (de ahí su nombre),  un tanque de agua elevado con una capacidad de 1.000 m3. En 1979 fue cerrado

– Alte Wasserkunst (1558): se trata de la vieja depuradora de agua de la ciudad. Sirvió para abastecer la ciudad con agua potable desde el río Spree. En 1597 una segunda estación de bombeo fue construida para satisfacer la creciente demanda de agua. La torre de piedra, de siete pisos y 47 m de altura sirvió como parte de la fortificación.

– Neue Wasserkunst (1606/10) debido al aumento de la población tuvo que construirse otra torre de 43 metros de altura.

– Lauenturm: es una torre que está justo antes del Ayuntamiento (por sus alrededores encontrarás un parking para aparcar de pago) Fue construida en 1.400/1403 para proteger la ciudad y a lo largo de los años se reconvirtió en 1543 en una prisión.

– Reinchenturm: Siguiendo la calle del Ayuntamiento a mano derecha (por la calle reichenStrabe) se encuentra esta torre, situada en la entrada del Altstadt (casco antiguo). Es una de las varias torres aún en pie en Bautzen, parte del antiguo sistema de muralla de la ciudad. Para poder subir y ver las maravillosas vistas hay que pagar 3€

– Nicolaiturm: Como parte de la fortificación de la torre fue construida antes de 1522. En 1522 la cáscara de madera fue sustituida por una torre redonda de piedra.

Hay muchas más cosas que ver, un montón de edificios con historia, museos, paisajes, etc. Pero en esencia creo que esto es lo imprescindible de Bautzen.

* Si quieres ver más fotografías de Bautzen no dudes en seguirme en Intagram o Tumbrl . Encontrarás el álbum completo en Facebook

Görlitz, la perla alemana, en 24 horas

Görlitz es la ciudad más oriental de Alemania y prueba de ello es que la ciudad se divide en dos: la parte más oriental pertenece a Polonia y se llama Zgorzelec y se puede pasar a ella a través de un puente. El encanto de la ciudad es que apenas fue destruida en la II Guerra Mundial por lo que hay monumentos y edificios fantásticos en cada esquina. Es más, se conserva tan bien que ha sido escenario de un sinfín de películas (por ejemplo Malditos Bastardos de Brad Pitt o el Gran Hotel Budapest) y se le conoce como “Görlitzwood”. También es llamada la “perla alemana” por su rico patrimonio cultural y artístico.

Nuestra ruta de hoy es: 24 horas en Görlitz

– Llegada. Nosotros alquilamos un coche y tardamos en llegar unos 40 minutos desde Bautzen. Se encuentra a 110 km de Dresden y también se puede llegar en tren. Hay numerosos aparcamientos por la ciudad completamente señalizados, y por supuesto hay que pagar en todos ellos excepto el domingo. El mejor aparcamiento es el que está en Obermarkt ya que está muy céntrico. Sin duda la parte alemana es la que más sitios tiene para visitar.

– Kaisertrutz: nada más bajar del coche vimos esta torre circular que formaba parte de las fortificaciones de la ciudad. Actualmente acoge el Museo Municipal de Historia y Arte.

– Reichenbacher Turm: esta torre es considerada el emblema de la ciudad. Se trata de una torre con 165 escalones a la que podrás subir (pagando 3€) y ver fantásticas vistas de la ciudad.

– Dreifaltigkeitskirche o Iglesia de La Trinidad se encuentra a unos pasos de la Reichenbacher Turm en la Obermarkt. Se trata de una antigua iglesia franciscana de estilo gótico del siglo XIV y está rodeada de bellos edificios (a pesar de que exista un parking en la plaza que estropea todas las fotos)

– Caminando por una calle llena de tiendas de souvenirs y donde se encuentra la oficina de turismo llegaremos a la Untermarkt, antigua plaza comercial de la ciudad, donde se encuentra la torre del Ayuntamiento, con un estilo renacentista y neogótico, que posee un precioso reloj astronómico. En esta plaza, una de las más bonitas y la más antigua de la ciudad, se puede ver: la fuente de Neptuno, el Schönhof (uno de los edificios más bonitos de la ciudad que fue una antigua casa de cervezas y actualmente es un museo) o Ratsapotheke (una farmacia) que cuenta en su fachada con el famoso reloj de Sol doble elaborado por Zacharias Scultetus en 1550.

La plaza está dividida por la Zeile, una línea de casas, en que se puede contemplar la Alte Waage (Balanza pública), estilo renacentista la cual se utilizaba para pesar la mercancía y así poder calcular los impuestos. Los comerciantes se reunían en la Alte Börse, la cual cuenta con un bello portal barroco, situada detrás de la casa de la balanza.

– Siguiendo por la calle de la Ratsapotheke (Peterstrasse) llegarás hasta “Peterkirche” (St. Peter und Paul, un templo de 5 naves, construido entre 1425 y 1497 en estilo gótico tardío) que está frente al río Neisse, desde donde se ve Polonia. En el interior destacan las tres naves centrales coronadas por una bonita bóveda estrellada. Aquí es un buen momento para tomar un café con unas vistas magníficas en Galerie 13

– La torre del mural (Dreiradenmühle) se encuentra en el lado polaco tras cruzar el puente. Esta torre formaba parte de una fábrica que funcionaba con un molino que movía el río. Actualmente tiene un mural de una cabeza abstracta en colores llamativos. El lado polaco no tiene muchas cosas que visitar pero puedes dar un paseo a lo largo del río.

– También es interesante visitar la Casa del Anil, un conjunto de casas que se usaba para la fabricación de textiles entre los siglos XV y XVI.

Si quieres parar a comer te aconsejo Destille Restaurant, un restaurante con una tranquila terraza donde degustar desde platos típicos hasta pasta y ensaladas a precios muy asequibles. A partir de aquí te aconsejo que te pierdas por sus calles y disfrutes de su arquitectura entrando en museos, galerías, etc.

*Si dispones de más tiempo te aconsejamos:

Kaufhaus: Si lo tuyo son más las compras no dejes de visitar el Kaufhaus, un centro comercial que data de 1880, fecha en la que sólo era una pequeña tienda. Con el paso de los años fueron adquiriendo los edificios de alrededor, creando unas galerías comerciales como las conocemos actualmente.

Otra ruta interesante puede ser la Ruta de los Relojes.

* Si quieres ver más fotografías de Görlitz no dudes en seguirme en Intagram o Tumbrl . Encontrarás el álbum completo en Facebook

Los 11 imprescindibles de Chemnitz (24 horas)

La ciudad de Chemnitz (Alemania) es la tercera más grande de Sajonia y fue la antigua capital del ducado de Sajonia. Como la mayoría de ciudades alemanas fue totalmente destruida en la II Guerra Mundial y su centro no volvió a reconstruirse jamás por completo. Actualmente se le conoce como la “ciudad de la Modernidad” ya que el modernismo industrial está presente en todos lados, lo que ha impulsado la economía y ciencia en Alemania. Simboliza las influencias de la modernidad cultural y arquitectónica.

Es curioso porque muchas personas nos comentaron que no nos merecía la pena visitarla, que no tenía nada que ver. Y la verdad es que nos quedamos sorprendidos porque nos gustó muchísimo por ese choque entre ciudad antigua germana y arquitectura comunista/industrial. Merece la pena perderse entre sus calles y ver todo tipo de arquitecturas. Si no te quieres perder lo imprescindible de Chemnitz y dispones de 24 horas no dudes en seguir nuestra ruta de “los 11 imprescindibles de Chemnitz”:

1.- Estación de tren: la mejor manera de llegar a Chemnitz es en tren. La estación está en el centro de la ciudad así que una vez bajes del tren sigue todo recto por la calle de Bahnhofstrasse hasta llegar a Rathaustrasse. Por el camino podrás visualizar edificios grandiosos de la época comunista.

2.- En la calle Rathaustrasse está la famosa Galería Kaufhof. Tras la caída del muro se creó por parte de arquitectos de renombre la meca del consumo y prueba de ello son estas galerías.

3.- Sigue caminando por esta calle y tras el cableado del tranvía, el cristal y el acero de sus edificios, por una de sus esquinas te adentrarás en una plaza (Markt). Este cambio de imagen fue una de las cosas que más me impresionó. En esta plaza se han reconstruido la mayoría de sus edificios y podrás ver el Altes Rathaus (Antiguo Ayuntamiento Gótico) y el Neues Rathaus (el ayuntamiento nuevo, justo al lado) También encontrarás la oficina de turismo. El Ayuntamiento tiene una torre muy alta custodiada por un hombre vestido a la usanza tradicional. Desde la torre podrás ver unas vistas maravillosas de la ciudad.

4.- Si bordeas el Ayuntamiento te encontrarás de frente con un palacio barroco, la Siegertsche Haus. Se encuentra en el Markt y es el único edificio residencial creado antes de la industrialización. La fachada es barroca y fue diseñada en 1737 por Johann Christoph Naumann.

5.- Por detrás del Ayuntamiento se encuentra la Stadtkirche St.Jakobi

6.- Siguiendo por Rosenhof, una especie de parque con bancos y fuentes hay que coger la avenida Zwickauer StraBe para llegar al Sächsisches Industriemuseum , se encuentra en el barrio de Kassberg que, si tenéis tiempo, os recomiendo que os perdáis entre sus calles para ver una gran variedad de edificios. Este barrio es un prestigioso barrio residencial en el que se encuentra este Museo Industrial de Sajonia que está ubicado en una antigua fábrica de fundición.

7.- Si seguimos por Fabrik Strasse, bordeando el río Chemnitz tendremos panorámicas de edificios y chimeneas industriales de la ciudad. Es un paseo muy agradable. Saliendo de Kassberg y por el Puente de la Cerveza, nos encontraremos con el Markthalle, un mercado central cubierto, inaugurado tras 18 meses de trabajo en 1981, y que posee 4.500 metros cuadrados con numerosos puestos de comercio.

8.- Siguiendo el paseo del río nos encontraremos con numerosos edificios de la universidad y llegaremos hasta un lago. Este lago tiene una isla central donde se encuentra la Schlobkirche, un edificio gótico con torre en la fachada. Recomiendo un paseo por el parque que bordea el lago. Hay numerosas cafeterías en sus orillas y se pueden alquilar patinetes de cisnes y flamencos.

9.- Bajando la Brücken Strabe nos encontraremos con el famoso monumento a Karl Marx. Una escultura de 40 toneladas y más de 7 metros de altura.

10.- Al meternos por Strasse der Nationen, que es el eje principal de la ciudad, un modelo de reconstrucción de la república democrática con edificios modernos, bloques comunistas de viviendas, etc. llegaremos a la Roter Torm (Torre Roja) construida como parte de la muralla de la ciudad y única edificación (junto a la Iglesia de St.Jakobi) de la Edad Media.

11.-  De vuelta a la estación de tren pasamos por el Theaterplatz, una plaza donde se encuentran la Operhaus y la Iglesia St.Petrikirche. En ella también se encuentra el Kunstsammlungen Chemnitz, un conjunto de 4 museos donde se encuentran las colecciones de arte de la ciudad: Museum Am Theaterplatz, Gunzenhauser Museum, Henry Van de Velde Museum y Schlossbermuseum.

*Si dispones de más tiempo te aconsejamos:

DAStietz (Moritzstrasse, 20) es un centro cultural dedicado a la ciencia, arte y cultura. El Museo de Ciencias acoge “El Bosque Petrificado” con piezas de más de 290 millones de años de antigüedad

Burg Rabenstein: En el distrito de Rabenstein (Oberfrohnaier Strasse,149) se encuentra el castillo más pequeño de Sajonia. Para llegar hasta él es necesario coger transporte público.

Marionetas: si eres un amante de las marionetas no te pierdas diferentes espectáculos en el Palacio Luxor

* Si quieres ver más fotografás de Chemnitz no dudes en seguirme en Intagram, Tumbrl o Facebook

Fin de semana de relax en Póvoa do Varzim

Este fin de semana ha sido de desconexión total. Si lo que necesitas es un fin de semana de playa, sol y buen comer aquí te dejo una miniguía para que lo disfrutes al máximo, y si además la compañía es estupenda la desconexión será mejor que mejor.

Fin de semana en Povoa do Varzim

Viernes.- Recogida de equipaje y amigas. Desde que pusieron el sistema de cobro de autopistas, autovías, etc. nadie sabe como hacer para recorrer Portugal sin que le multen. Lo más importante es saber el itinerario y saber qué tipo de carreteras se tienen que cruzar:

– Autopista: no hace falta ningún tipo de dispositivo, se paga en el peaje como se ha hecho toda la vida.

– Autovías: aquí es cuando se lía parda. Hay un sistema de arcos que pasas por debajo y pitan, no sabes si para bien o para mal. Hay leyendas urbanas como que las multas no te llegan por ser de otro país, que si te llegan pero no te las reclaman o que no te multan. Sea de la manera que sea lo idóneo es ir a la página de https://www.ctt.pt y allí seguir los pasos de la pestaña de finanzas e pagamentos/portagens. Hay numerosas opciones de pago (es cuestión de indagar)

Al llegar a Povoa de Varzim ya era mediodía así que dejamos las maletas en Axis Vermar, un hotel en primera línea de playa con muy buena relación calidad/precio (podéis ver mi opinión de este hotel en Tripadvisor) Al salir nos dirigimos a Tourigalo (a 10 minutos andando del hotel) un restaurante de decoración rústica con especialidades en pollo, costillas y todo tipo de carnes a la brasa.

Por la tarde nos fuimos a la piscina del hotel. No es necesario que lleves toalla ya que desde el propio hotel facilitan a sus huéspedes toallas limpias de playa todos los días. La única pega que le puedo poner es que tiene una cafetería con precios bastante elevados.

Por la noche, caminata por el paseo marítimo hasta el núcleo urbano, cena en uno de sus restaurantes y visita al casino de Póvoa do Varzim, un casino sin grandes lujos lleno de gente fumando.

Sábado.- Desayuno a lo grande en el hotel, playa y piscina. Para comer podéis ir a cualquiera de los chiringuitos de playa que hay a lo largo del paseo. Por la tarde masaje y spa en el hotel y visita a un outlet en Vila do Conde a 10 minutos en coche. Al volver paramos un el restaurante Marinheiro, un restaurante un poco “temático” (el restaurante en sí simula un barco y sus camareros van vestidos de marineros) con especialidad en mariscos y pescados. La comida es exquisita y recomiendo el Bacalhau com Migas.

 

Al salir fuimos al Bar da Praia, un chiringuito en frente del hotel, a pie de playa con barra de Gin Tonics, vistas al mar y dj (William Wolf Dj)

Domingo.- Desayuno, chapuzón en la piscina, check out (a las 12.00, aunque quieras hacer un late check out pagando no te lo permiten, opción que cada vez está extendida en más hoteles y que deberían tener) comida de chiringuito y vuelta a casa.

Un fin de semana completo, en muy buena compañía y sobretodo que te recarga las pilas al máximo. Lo mejor: la gastronomía y lo barato y bien que se come. Lo peor: que en los lugares públicos sigan permitiendo fumar.

 

*soy miembro de Tripadvisor y puedes ampliar información de Axis Vermar Conference & Beach, Tourigalo, Marinheiro, Bar da Praia, Póvoa de Varzim, Casino de Póvoa de Varzim y praia de Póvoa de Varzim en mi perfil de Tripadviso http://www.tripadvisor.es/members/thelovelytravel

 

 

Los 8 imprescindibles de Mykonos

Hace menos de un año estábamos en Mykonos disfrutando de sus calles y me ha entrado una morriña terrible y he decidido compartir con vosotros los imprescindibles para ver en Mykonos en un día.

10.00.– Bajamos de nuestro crucero en una bonita lancha que nos deja en el hermoso puerto de Mykonos, lleno de colorido con infinitos botes de pescadores. El sol sobre blanco hace que recuerde los pueblos del sur de España. Es una de las islas griegas más cosmopolitas y elegantes.

De ahí partimos a ver los famosos Molinos de Mykonos, molinos que datan del siglo XVI y donde se refinaba el grano que más tarde partiría en barcos. Las vistas son muy bonitas y los molinos impresionan por su buen estado y por su grandiosidad. Obligada visita para sacar millones de fotos.

Bajando por la cuesta te encuentras directamente con la Pequeña Venecia. Creo que fue lo que más me impresionó de la isla. Se trata de un pequeño rincón con encanto donde existen unas casas de colores colgando sobre el mar. También se conoce como Alevkandra ( levkaman significa lavar, y era donde las mujeres lavaban) Para adentrarse en sus terrazas tienes que pasar por un pequeño camino que dependiendo de la marea y de las olas hace que te empapes o no. También es obligatorio sentarse en una de sus terrazas y ver la puesta de sol. Sacarás millones de fotos y podrías quedarte horas y horas contemplando el mar.

 

Es momento para callejear por su zona vieja y entrar en uno de sus obradores de pan y pasteles para comer algo. Lo más característico de estas callejuelas es su efecto laberíntico, lo recomendable es perderse por ellas y descubrir rincones que no aparece en ninguna guía. Una de esas calles es como “la milla de oro” de Mykonos con un montón de tiendas modernas y de diseño (por todos es sabido que Mykonos es conocida por su ambiente marchoso y su “moderneo”) Después de hacer alguna compra, subimos hasta lo alto de la colina donde hay unas vistas de las islas maravillosas bajamos hasta la Iglesia de Panagia Paraportiani, un conjunto de 5 iglesias con su color blanco y azul tan característico de la zona.

De camino a  la pequeña Venecia para ver el atardecer y tomarnos un “refrigerio” (el verano es muy caluroso!) paramos en una pequeña playa del centro para mojarnos un poco. El tema playas, es un tema aparte. Hay playas muy famosas a lo largo y ancho de la isla pero para ello hay que coger coche. Existen un montón de conexiones públicas a buen precio. Nos queda pendiente para la próxima visita!

Y para terminar el día nada mejor que una buena cena con gastronomía típica del lugar. Os aconsejo Niko’s Taverna, suele estar muy concurrido pero su relación calidad precio es estupenda. Siempre que se vaya temprano no hay problema de sitio. Lo mejor para acabar el día, sentarse en su terraza de mesas con mantel de cuadros rojos y blancos rodeados de casas blancas.

Resumiendo, mi selección imprescindible “24 hrs. en Mykonos”:

1. Puerto de Mykonos

2. Pequeña Venecia

3. Casco antiguo y callejuelas

4. Paraportianí

5. Molinos

6. Playas

7. Subir a la colina para disfrutar las vistas

8. Disfrutar de su gastronomía

 

 

5 lugares donde dormir en Islandia fuera de temporada

Hay gente que viaja a Islandia en la temporada que hay que ir (de Junio a Septiembre) y hay gente como yo que se aventura a ir en Abril cuando todo está cerrado. Este post es para aquellos que van en contra como los salmones. ¿Qué pasa cuando quieres ir a Islandia pero el alojamiento no lo tienes claro? Pues aquí estoy yo para ayudaros. Puedes ver más sobre Islandia en mi post de Islandia en 5 días.

Normalmente los viajeros que van a Islandia optan por el camping, una opción que sin duda probaré en mi próximo viaje. Pero cuando vas fuera de temporada tienes que tirar de granjas, hoteles en núcleos urbanos o alojamientos perdidos en la nada. Esta es mi selección:

1. Hotel Berg. Está situado en Keflavik y esun buen punto de partida ya que está muy cerca del aeropuerto, y teniendo en cuenta que casi todos los aviones llegan a horas intempestivas es una muy buena opción. Sus habitaciones son coquetas y cuenta con un pequeño salón/comedor con chimenea muy acogedor donde poder desayunar, leer o tomarte un café. El hotel está cerca de una especie de embarcadero en un pequeño alto lo que le da unas vistas fantásticas. Las personas que lo regentan son encantadoras y te ayudan en todo lo que pueden. Nosotros nos dejamos una maleta (dentro de poco nos dejaremos la cabeza) y no pararon hasta dar con nosotros y avisarnos. Está muy cerca de atracciones turísticas como el Blue Lagoon.

2. Welcome Lambafell Guesthouse. Está pequeña cabaña es impresionante. Está en la nada con unos paisajes espectaculares, en un pequeño desvío de la Road nº1. Las habitaciones son sencillas pero con todo lo necesario y dispone de un salón central con cristaleras gigantes para ver el paisaje en el que te pasarías toda la vida mirando por la ventana. La atención al público es casi nula. Entras te registras en una hoja y alguien aparece de la nada para darte las llaves. Quizás fuese porque estábamos fuera de temporada turística pero en su web ponía que había restaurante y lo único que había eran unas 6/7 mesas y la opción de elegir pizza congelada o spaghetti. No siquiera eso hace que hable mal de este lugar porque es fantástico. Dispone de un jacuzzi exterior mirando hacia los glaciares y volcanes. Pura naturaleza donde reina el silencio (aconsejo reservar con antelación)

3. Nypugardar Guesthouse. Esta granja posee alojamiento para 12 personas. Se trata de la casa de una familia encantadora, ella cocina como los ángeles, él se dedica al cuidado de los animales y sus hijos ayudan en lo que pueden. Las habitaciones son pequeñas y el baño es compartido ya que no deja de ser una casa privada. Desde la Road nº1 hay un pequeño letrero para coger el desvío. No tiene pérdida porque es la única casa que hay. Sus propietarios han hecho un añadido a la casa de madera donde se ubica el comedro con unas 6/8 mesas. En él su dueña exhibe sus dulces caseros y sus platos (nosotros tomamos sopa de tomate y salmón, delicioso) Es una ubicación fantástica para ver auroras boreales y además está cerca de las playas de Vik y de Jokulsarlon.

4. Vogafjòs guesthouse: Este lugar es muy peculiar. Por un lado se encuentra el restaurante, a la orilla de un lago, donde tienen a un montón de vacas exhibidas mientras les limpian, dan de comer y las ordeñan (leche que según cuentan es la que sirven de desayuno y en los cafés) y cogiendo el coche, justo enfrente, se encuentra unas cabañas de madera con baño privado y porche donde poder dormir. Por la noche sólo se escuchan ruidos de animales. Está al lado del Lago Mytvan (similar al Blue Lagoon pero infinitamente más pequeño y sin ese halo espectacular del Blue Lagoon) y es idóneo para hacer noche, relajarte y coger carretera bien pronto para ir a Husavik a avistar ballenas.

5. Reykjavik Lights: en la capital de Islandia se encuentra este hotel, mucho más cosmopolita y moderno que el resto de alojamientos. Está a 20 minutos andando del centro, en una zona donde apenas hay nada pero su relación calidad-precio es estupenda y después de estar de ruta por la isla se agradece. Sirven un desayuno muy completo donde destacan botes de Vitamina D (la del sol)

24 horas en Bergen

Noruega es un país del que estoy enamorada. Conozco muy pocas ciudades pero la primera toma de contacto ha sido fantástica. Aquí os dejo toda la información que debéis saber para disfrutar de un día en Bergen y no olvidarte de nada.

 

Llegada.- Los trenes en Noruega son fantásticos y el trayecto Oslo-Bergen es impresionante. Salimos de Oslo a las 21.00 hrs de manga corta y con calor y nos pasamos la mitad del trayecto cruzando lagos y montañas nevadas. En el tren te dejan una manta, tapones y un antifaz, ya que aunque viajes de noche en nuestro caso había muchas horas de luz. La verdad es que tampoco duermes mucho, en mi caso prefería ver el paisaje.

08.00.- Llegada al hotel y desayuno en condiciones. La estación de tren queda relativamente cerca y nos alojamos en el Hotel Augustin, un hotel bastante bien y con una relación calidad-precio bastante decente, teniendo en cuenta lo caro que es el alojamiento en ese país. Si al día siguiente tienes que coger un tren temprano te preparan una bolsa con un desayuno. Muy amables.

08.30.- Funicular Foibanen. Aconsejamos llegar temprano ya que Bergen es una ciudad superturística y una vez que empiezan a llegar buses y más buses es un agobio. La frecuencia del funicular es cada 15 minutos aproximadamente pero depende de la cantidad de gente van variando. Este funicular sube hasta 320 metros sobre el nivel del mar y se pueden ver unas vistas fantásticas de Bergen. Arriba hay numerosas rutas de senderismo con bosques y lagos. También hay un restaurante con tiendas con souvenirs, pero nosotros optamos por llevar un poco de jamón, pan y agua para tomar en mitad de la ruta y así poder disfrutar de la montaña

12.30.- Una vez abajo decidimos pasear por Bryggen el barrio hanseático y representativo de Bergen. La Liga Hanseática fue una asociación de comerciantes alemanes (S. XIII y XVII) que dominaron el comercio marítimo del norte de Europa y que fijaron aquí su sede centra.l Este barrio data de 1360, donde este gremio de comerciantes se instalaron en él.  En 1702 sufrió un grave incendio y en el 2008 experimentó una remodelación/mantenimiento y actualmente es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y es necesario perderse por su interior para descubrir callejuelas, tiendas, etc.

13.30.- Mercado del pescado o FiskeTorgetParada obligatoria porque es uno de los lugares más visitados de la ciudad y donde te encontrarás a muchos españoles que van a trabajar en temporada alta para sacarse un poco de dinero y aprender idiomas. Es un lugar idóneo para comer un poco de pescado o marisco y reponer fuerzas. Además a muy bien de precio!

14.30.- Toca paseo por las callejuelas y visita a la catedral. La verdad es que Bergen es un lugar con bastante vida, supongo que también ocasionado por la cantidad de turistas que hay. Al coincidir que hacía muy buen tiempo la gente salía a tomar el sol a todas las plazas y parques. Visitamos  la Catedral de San Olaf de Bergen o Bergen domkirke, una catedral de culto luterano.

17.00.- Fortaleza Bergenhus, que fue construida para proteger la entrada al puerto de Bergen. Tiene un montón de zona ajardinada y es muy agradable pasear por sus sombras, sobretodo con el día de calor que nos tocó vivir.

18.30.- De vuelta por el muelle de Bryggen, es un buen momento para tomar un café en sus terrazas y hacer las compras precisas.

 

* Lo mejor: Bergen apenas tiene distancias, así que es muy asequible ver casi todo en un mismo día (aunque es recomendable más tiempo para poder ver museos, etc)

*Imprescidibles:1.Fortaleza Bergenhus 2.Catedral de San Olaf 3.FiskeTorget 4.Muelle de Bryggen 5.Funicular Foibanen 6. Tren Oslo-Bergen